Skip to main content
Noticias

La CHG aprueba un desembalse de 1.010 hm3 y una reducción máxima del 33% en las dotaciones por hectárea para la campaña de riego

El organismo ha autorizado igualmente un volumen de 264 hm³ para el riego del arroz. Los embalses de la demarcación están al 47,2% con 3.793 hm³ almacenados.

El pleno de la Comisión de Desembalse de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha aprobado hoy un desembalse de 1.010 hm³ para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General (SRG) durante la campaña 2024, que comenzará el 25 de abril y se extenderá hasta el 30 de septiembre, y además se prevé una dotación complementaria de 30hm³ para los cultivos de octubre. Este volumen supone un aumento del 162 % respecto a lo asignado para la campaña 2023 (385 hm³).

También se ha acordado una reducción del 33,33% en las dotaciones, que será así de un máximo de 4.000 m³ por hectárea para los cultivos de mayor consumo de agua. Para el resto de los cultivos, la restricción será proporcional y progresiva atendiendo a sus dotaciones concesionales. La reducción de la campaña del año pasado fue del 88%.

Para el riego del arroz se ha aprobado un volumen máximo a desembalsar de 264 hm³, tras no haberse podido sembrar en 2023 y haberlo hecho solo en un 30% en 2022.

Además, el pleno de la Comisión de Desembalse de la CHG ha autorizado 25 hm³ de agua para los riegos extraordinarios del olivar, resto de arboleda y otros cultivos.

En cuanto al abastecimiento, el presidente de la CHG, Joaquín Páez, ha destacado que los recursos para la población que depende de los embalses de la cuenca del Guadalquivir están garantizados entre 4 y 5 años, según cada sistema de abastecimiento. Además, este organismo cuenta con un plan alternativo al agua de los embalses, a través principalmente de captaciones en los ríos Guadalquivir y Genil y de pozos de emergencia, para ampliar aún más en el tiempo esta seguridad hídrica.

Además, en el resto de sistemas de explotación se han acordado dotaciones que oscilan desde los 1.200 m3/ha hasta los 5.000 m3/ha, dependiendo de los volúmenes almacenados en cada sistema.

Respecto a la situación hidrológica actual, la cuenca está al 47,2% de su capacidad, con 3.793 hm³ de agua embalsados, lo que supone un incremento de 1.797 hm³ respecto al año pasado. La media histórica de los últimos 25 años se sitúa, no obstante, en el 60,6% para estas mismas fechas, por lo que hay un déficit de 13,4 puntos porcentuales. Por su parte, el Sistema de Regulación General almacena 2.305 hm³, el 40,8% de su capacidad, mientras la media histórica se sitúa en el 56,9%.